consejos, dietas, salud

Perder peso después de Navidad

08/01/2018, Author: Bio Ems

Con la cantidad de comidas, cenas  y oportunidades de fiesta durante la temporada de Navidad, es normal ganar unos kilos de más. También es natural que resulte difícil ajustarse al horario del gimnasio y el entrenamiento, por lo que no es de extrañar que tampoco hayas podido hacer todo el deporte que hayas querido, para ir quemando la ingesta de calorías extra. Por tanto, perder peso después de Navidad es uno de los retos que más personas deciden afrontar en enero.

Consejos para perder peso después de Navidad

Sé realista.
Justo después de la temporada de vacaciones, los medios de comunicación están inundados de dietas milagro para perder peso. Algunas de ellas afirman que puedes perder todo tu exceso de peso en solo una semana. La realidad es que debes, en todo momento, ser realista .

No debes sentirte mal si no pierdes un montón inmediatamente o si el progreso es un poco más lento de lo que esperabas. Sé realista no solo en términos de lo que quieres lograr, sino también de lo que puedes lograr. Es posible que puedas perder 2,5kg en una semana muriendo de hambre, pero eso no es lo que deberías hacer.

Bebe mucha agua.
Es posible que haya disfrutado de muchas botellas de vino y alguna que otra cerveza y/o copas combinadas durante la temporada de Navidad, ahora es el momento de comenzar a hidratarse adecuadamente de nuevo. Esto significa que debes beber mucha agua .

Es fácil confundir la sed con el hambre, así que trata de beber un vaso de agua en lugar de comer cuando tengas hambre. El agua es esencial para que el cuerpo funcione de manera eficiente, te hace sentir mejor y te mantiene activo. Trata de evitar la cafeína sustituyendo el café y el té negro por alternativas herbales.

Beber mucha agua también te ayudará a depurar tu sistema, esencialmente limpiándolo de todas las toxinas y productos químicos procesados ​​que consumiste durante ese período. El agua es la piedra angular de la vida y esta completamente libre de calorías, así que bebe mucha.

Relájate.
Mucha gente piensa que el peso que coge en la temporada de vacaciones se debe únicamente al hecho de las comidas y cenas Navideñas, y al montón de bebidas alcohólicas que se consumen. Si bien esas actividades ciertamente desempeñan un papel, también hay que tener en cuenta el efecto que el estrés ha tenido en tu aumento de peso.

Decorar la casa o, comprar regalos y organizar visitas familiares pueden ser un lastre. Antes de que te des cuenta, estás comiendo una tarrina de helado para calmar tus nervios.

Esto realmente muestra cuán importante es que aprendas a relajarte nuevamente.  Cuando esté tranquilo y relajado, será menos probable que empiece a comer nuevamente y, como mínimo, no aumentarás de peso.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.