fbpx
salud

Tratamiento de lumbalgia crónica con fisioterapia

24/01/2023, Author: Bio Ems

El dolor lumbar es una de las principales causas de discapacidad física, especialmente en el lugar de trabajo. Las investigaciones indican que es probable que casi el 80 % de la población sufra dolor lumbar a lo largo de su vida.

La fisioterapia es uno de los tratamientos más utilizados para aliviar el dolor de lumbalgia crónica. Se utiliza en diferentes modalidades: masaje, calor, tracción, ultrasonidos o diatermia de onda corta.

La espalda humana es un sistema altamente complejo compuesto por una serie de elementos entrelazados que incluyen vértebras, discos, articulaciones facetarias, ligamentos y músculos. Debido a que posee una estructura tan compleja, un episodio de dolor de espalda necesitará un fuerte programa de rehabilitación basado en fisioterapia.

¿Qué es la lumbalgia crónica y cuáles son sus síntomas?

La lumbalgia crónica puede ser el resultado de muchas lesiones, afecciones o enfermedades diferentes; con mayor frecuencia, puede ser una lesión en los músculos o tendones de la espalda.

El dolor puede variar de leve a severo. En algunos casos, el dolor puede dificultar o imposibilitar caminar, dormir, trabajar o realizar actividades cotidianas.

Por lo general, el dolor lumbar mejora con descanso, analgésicos y fisioterapia. Las inyecciones de cortisona y los tratamientos prácticos (como la manipulación osteopática o quiropráctica) pueden aliviar el dolor y ayudar en el proceso de curación. Algunas lesiones y afecciones de la espalda requieren incluso intervención quirúrgica.

Los síntomas del dolor lumbar pueden aparecer repentinamente o aparecer gradualmente. A veces, el dolor ocurre después de un acto específico, como agacharse para recoger algo. Otras veces, es posible que no se sepa qué causó el dolor.

El dolor puede ser agudo o sordo y doloroso, y puede irradiarse hacia la parte inferior o la parte posterior de las piernas (ciática). Si se esfuerza la espalda durante una actividad, es posible que escuches un «pop» cuando suceda. El dolor a menudo empeora en ciertas posiciones (como agacharse) y mejora cuando te acuestas.

Otros síntomas de lumbalgia crónica son:

Rigidez:

Puede ser difícil mover o enderezar la espalda. Levantarse de una posición sentada puede tomar un tiempo y es posible que sientas que necesitas caminar o estirarse para relajarte. Puedes notar una disminución del rango de movimiento.

Problemas de postura:

A muchas personas con dolor de espalda les resulta difícil mantenerse erguidos. Pueden pararse «torcidos» o doblados, con el torso hacia un lado en lugar de estar alineados con la columna. La espalda baja puede verse plana en lugar de curvada.

Espasmos musculares:

Después de una distensión, los músculos de la parte baja de la espalda pueden tener espasmos o contraerse sin control. Los espasmos musculares pueden causar un dolor extremo y dificultar o imposibilitar el estar de pie, caminar o moverse.

Factores de riesgo y causas comunes de la lumbalgia crónica

Hemos recopilado ocho factores de riesgo que pueden aumentar las posibilidades de que una persona desarrolle lumbalgia crónica. Estos factores son:

– Edad:

La mayoría de los pacientes experimentan lumbalgia crónica a medida que envejecen. Se puede desarrollar osteoporosis, lo que lleva a fracturas. Además, la estenosis espinal aumenta con la edad debido a la pérdida de amortiguación y la reducción de la elasticidad muscular en las vértebras.

– Estado físico

Las personas que no están en forma tienen más probabilidades de desarrollar dolor de espalda. Los músculos abdominales débiles crean una falta de apoyo para la columna vertebral.

– Embarazo

Los cambios pélvicos causados ​​por un mayor aumento de peso durante el embarazo pueden causar lesiones en la parte baja de la espalda. Esto no siempre se resuelve después del parto.

– Obesidad

El exceso de peso puede causar dolores y molestias relacionadas con la lumbalgia crónica.

– Genes

Las condiciones hereditarias pueden causar lumbalgia crónica. La espondilitis anquilosante, una forma genética de artritis, puede causar dolor en la parte inferior de la espalda cuando las articulaciones de la columna se fusionan.

– Riesgos relacionados con el trabajo

Levantar y empujar objetos pesados ​​puede causar lesiones. Los trabajos de escritorio sedentarios pueden desencadenar dolor de espalda debido a una mala postura o al soporte de la espalda.

– Enfermedad mental

La ansiedad y la depresión pueden alterar la forma en que una persona percibe el dolor. El dolor crónico también puede conducir al desarrollo de problemas psicológicos que afectan el cuerpo de varias maneras.

– Sobrecarga de mochila

Las mochilas pesadas pueden forzar los músculos de la espalda de los niños más pequeños. Las mochilas no deben pesar más del 20 por ciento del peso corporal del niño.

Las causas más comunes de la lumbalgia crónica son:

– Degeneración del disco

los discos intervertebrales saludables son flexibles, lo que permite que las personas se doblen. A medida que una persona envejece, estos discos se deterioran y pierden su capacidad de amortiguación.

– Discos herniados y rotos

Otra causa común de dolor lumbar ocurre cuando los discos se comprimen y sobresalen hacia afuera.

– Lesión de la raíz del nervio espinal (radiculopatía)

Estas lesiones causan inflamación que comprime la raíz del nervio espinal. El paciente experimenta dolor, entumecimiento u hormigueo que se irradia hacia las extremidades. Los discos herniados o rotos causan la mayoría de las lesiones de las raíces de los nervios espinales.

– Ciática

Esta lesión del nervio espinal se desarrolla cuando la inflamación comprime el nervio ciático. Los pacientes experimentan un dolor quemante, similar a un shock, en la parte inferior de la espalda, las nalgas y los pies. También pueden tener entumecimiento, debilidad muscular e interrupción en la señalización nerviosa. Los tumores, quistes o lesiones pueden causar ciática.

– Irregularidades esqueléticas

Algunas personas desarrollan curvaturas en la columna a medida que envejecen. Las irregularidades esqueléticas (lordosis) son un arco anormal de la espalda baja. Los trastornos espinales congénitos pueden causar estas anomalías.

– Espondilolistesis

Este trastorno ocurre cuando una lesión hace que las vértebras de la parte inferior de la columna se salgan de su lugar. Los discos desplazados irritan y pellizcan los nervios que salen de la columna vertebral.

– Esguinces y distensiones

Estas lesiones desencadenan la mayoría de los dolores de espalda agudos. Los esguinces se producen debido a distensiones musculares, estiramientos excesivos o desgarros de tendones y ligamentos.

– Estenosis espinal

La afección se desarrolla cuando la columna vertebral se estrecha, ejerciendo presión sobre la columna vertebral y los nervios. Los pacientes con estenosis espinal sufren de entumecimiento, debilidad en las piernas y pérdida sensorial.

– Lesiones traumáticas

Los eventos de alto impacto (durante deportes, accidentes automovilísticos o caídas) pueden causar hernias o rupturas de los discos intervertebrales.

¿Cómo puede la fisioterapia ayudar en el tratamiento de la lumbalgia crónica?

Un programa de ejercicios con un fisioterapeuta puede brindarte alivio y ayudarte a moverte nuevamente. Se ha demostrado que las terapias manuales, como la manipulación y la movilización, son útiles. El alivio del dolor y la mejora en la funcionalidad que obtendrás con la fisioterapia pueden durar lo suficiente como para que puedas volver a tus actividades normales. Mantenerse en activo es lo mejor para el dolor de espalda. La fisioterapia puede hacer que vuelvas a trabajar más rápido, con ella es menos probable que tengas problemas a largo plazo y es menos probable que vuelvas a tener dolor de espalda.

No se cree que un tipo de ejercicio sea mejor que otro. Nuestros fisioterapeutas evaluarán lo que creen que funcionará mejor para ti y tu problema particular.

Para asegurarte de que recibes el tratamiento adecuado, tu fisioterapeuta realizará un cuestionario para evaluar cómo le está afectando tu dolor de espalda. Existe cierta evidencia de que las personas que han sido evaluadas de esta manera pueden obtener el mayor beneficio de la fisioterapia.

Ejercicios y técnicas de fisioterapia efectivas para aliviar el dolor lumbar

Tu fisioterapeuta puede sugerirte probar una de las siguientes técnicas manuales (prácticas). Esto siempre será junto con un programa de ejercicios:

  • La movilización; Tu fisioterapeuta usará movimientos lentos y suaves para estirar la columna. El objetivo es devolver la espalda a su rango normal de movimiento.
  • La manipulación; Tu fisioterapeuta hará movimientos rápidos de empuje con sus manos en un punto particular de su columna vertebral. Es posible que escuches un sonido de «pop» cuando haga esto.

Los fisioterapeutas suelen ofrecer otros tratamientos como la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) y la acupuntura…

Generalmente, mantenerse activo es lo mejor para el dolor de lumbalgia crónico. El ejercicio es la parte más importante de cualquier tratamiento. Los ejercicios pueden ayudar a mejorar la flexibilidad, la movilidad y la fuerza en la zona lumbar. De entre los ejercicios destacan: ejercicio aerobico, ejercicios de estiramiento y ejercicios de fortalecimiento.

Cómo prevenir la recurrencia de la lumbalgia crónica a través de la fisioterapia y el fortalecimiento de la espalda

Estirar y fortalecer diariamente es la mejor apuesta para retrasar el próximo ataque de dolor lumbar

Cuando el dolor de lumbalgia brota, la mayoría no podemos hacer más que apretar los dientes, alcanzar una compresa fría anestésica y esperar a mejorar. Cuatro de cada cinco de nosotros experimentamos lumbalgia en algún momento de nuestras vida. Esta fuente común de sufrimiento también es una oportunidad.

Un episodio de dolor lumbar agudo es una llamada a la acción para personas que no hacen ejercicio. Cuando comienzas a sentirte mejor, es un buen momento para comprometerte a hacer ejercicio.

Es importante comprender que no se garantiza que el ejercicio elimine el dolor de espalda; sin embargo, el ejercicio podría hacer que la lumbalgia crónica vaya desapareciendo. Podrías tener menor riesgo de brotes durante el año.

Consejos para manejar la lumbalgia crónica en el día a día

Hábitos saludables que ayudarán a que la lubalgía crónica sea más llevadera en tu día a día:

  • Mantenerse en activo
  • Ergonomía en el trabajo
  • Practicar ejercicios de respiración profunda
  • Descansar bien por la noche

Cómo elegir un fisioterapeuta calificado y experimentado para tratar la lumbalgia crónica

Para tratar el dolor ocasionado por la lumbalgia crónica es conveniente contar con fisioterapeutas especializados en el tratamiento de la columna vertebral que se hayan capacitado expresamente para facilitar mejores resultados.

En Bio Ems contamos con un equipo de expertos cualificados que podrán paliar tu dolor de lumbalgia crónica de manera experimentada. Llámanos y coge tu cita ahora.

× ¿Cómo puedo ayudarte?