fbpx
consejos, fitness, salud

Lesiones habituales de los deportes de verano

02/06/2021, Author: Bio Ems
El clima se está volviendo más cálido, por eso seguramente estés planeando pasar más tiempo haciendo deporte al aire libre. Antes de volver a montar en bicicleta, hacer senderismo o practicar deportes de verano, asegúrate de que tu cuerpo esté preparado para evitar lesiones que podrían complicar esta maravillosa temporada.

¿Cuáles son las lesiones habituales de los deportes de verano?

  • LESIONES DE ESPALDA POR MOVIMIENTOS REPETITIVOS

Actividades como la natación y el ciclismo implican una serie de movimientos repetitivos. Las personas que pasan horas en la piscina o en la bicicleta con la espalda arqueada corren el riesgo de sufrir lesiones.

Si ya se sufre de dolor de espalda, realizar estas actividades sin un calentamiento adecuado podría exacerbar los problemas preexistentes.

  • LESIONES POR USO EXCESIVO

Las lesiones por uso excesivo no son exclusivas de una sola actividad. A menudo ocurren cuando no le das al cuerpo la oportunidad de descansar y sanar.

Las lesiones por uso excesivo son lesiones habituales de los deportes de verano y afectan prácticamente a todas las actividades, incluidas la natación, el baloncesto y el running. Si ignoras este tipo de lesiones, la curación incompleta puede resultar en una lesión en los tejidos blandos, como un esguince o una distensión. Además de permanecer físicamente activo durante temporada baja, comienza el deporte de verano a un ritmo lento y dale a tu cuerpo el tiempo suficiente para descansar entre prácticas y sesiones.

  • FRACTURAS

No participar en una actividad durante meses hará que tengas menos coordinación, lo que puede provocar caídas y otras lesiones que provocan fractura. Las fracturas son una de las lesiones habituales de los deportes de verano. Si quieres evitarlas, calienta y ponte el equipo de protección adecuado. El riesgo de sufrir una fractura disminuirá considerablemente.

  • TORCEDURAS Y ESGUINCES

Estas lesiones pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, desde un tirón en la corva hasta un esguince de tobillo. A modo de nota: los esguinces y las torceduras no son la misma lesión. El primero afecta a los ligamentos y el segundo a los músculos y tendones. Evitar cualquiera de los dos implica un enfoque similar: asegúrate de estirar completamente antes de realizar cualquier actividad este verano.

Si experimentas una distensión o un esguince, asegúrate de aplicar hielo en el área y tomar medicamentos antiinflamatorios antes de descansar y posiblemente buscar atención médica. Al igual que con todas las demás lesiones, volver a la actividad con un esguince o distensión parcialmente curada solo empeorará la afección y puede causar daños a largo plazo.

  • CALAMBRES MUSCULARES

Los calambres musculares también son una de las lesiones habituales de los deportes de verano. Pueden aparecer repentinamente, especialmente cuando realizas una actividad más intensa. Sin embargo, el deporte en sí no tiene la culpa. Más bien, los calambres musculares pueden ser síntoma de:

  • Deporte excesivo
  • Presión
  • Dieta pobre
  • Deshidración

Para evitar la deshidratación durante la práctica de un deporte de verano, también se recomienda consumir de 11 a 15 tazas de agua al día.

  • LESIONES DE CUELLO Y HOMBROS

Actividades como natación, ciclismo, surf, voleibol, tenis y esquí acuático a menudo involucran los hombros y el cuello. Esto aumenta el riesgo de latigazo cervical, que puede reducir el rango de movimiento y provocar mareos o náuseas.

Muchas personas también experimentan desalineación y dislocación, especialmente si no se ha calentado o se ha saltado el entrenamiento fuera de temporada.

Consejos para evitar lesiones habituales de los deportes de verano

  1. Antes de la actividad física, calienta y estira por completo. De lo contrario, corres el riesgo de sufrir una distensión o calambres musculares.
  2. Especialmente si experimentas una distensión o esguince, practica RICE (reposo, hielo, compresión y elevación) y espera hasta que la lesión haya sanado por completo antes de volver a la actividad.
  3. Mantén una dieta rica en calcio y vitamina D durante todo el año. Esto promueve la fortaleza de los huesos. El consumo de alimentos ricos en estos minerales puede reducir el riesgo de fracturas y huesos rotos.
  4. En temporada baja, continúa con el acondicionamiento de fuerza y ​​resistencia. Esto ayuda a preparar tus músculos para la temporada de deportes de verano.

Trabaja con nuestro equipo para prepararte y mantenerte libre de lesiones durante la temporada de deportes de verano. Para obtener más información sobre nuestros servicios, incluida nuestro servicio de fisioterapia en Alicante para una lesión, contacta con Bio Ems.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Cómo puedo ayudarte?