fbpx
salud

Migrañas y fisioterapia

13/12/2022, Author: Bio Ems Fitness Studio

Las migrañas afectan al sistema nervioso central, que incluye el cerebro y la médula espinal. También afecta los nervios periféricos y a los vasos sanguíneos. Todo esto causa síntomas neurológicos y dolor común a la migraña.

Las técnicas de fisioterapia pueden ayudar a disminuir el dolor durante un ataque de migraña. Estas técnicas son especialmente útiles si las usa durante el comienzo de una migraña.

¿Qué son las migrañas?

Las migrañas son dolores de cabeza recurrentes que se caracterizan por un dolor punzante o pulsátil de intensidad moderada o intensa, que con frecuencia se concentran en un sólo lado de la cabeza. Otros síntomas comunes incluyen náuseas, debilidad y sensibilidad a la luz y al sonido.

Causas de las migrañas

Se han valorado muchas posibles causas de las migrañas, incluidos el sueño, la alimentación, el estrés, el sedentarismo, etc. Las causas pueden ser diversas y muy personales.

1. Sueño

El sueño y el dolor de cabeza están estrechamente relacionados. Los ataques de migraña pueden ser causados ​​y aliviados por el sueño, además de ser la causa de dormir demasiado o muy poco.

2. Alimentación

Los estudios han demostrado que las migrañas son un trastorno genético; sin embargo, el entorno, el estilo de vida y la dieta pueden desempeñar un papel importante en la frecuencia con la que se tiene migrañas.

Las personas que sufren de migrañas pueden notar que saltarse comidas puede desencadenar dolores de cabeza. Los largos períodos de tiempo entre comidas también pueden desencadenar ataques de migraña o hacer que los dolores de cabeza sean más intensos debido a los niveles bajos de glucosa en sangre. El riesgo de desarrollar un dolor de cabeza aumenta en función de la cantidad de tiempo que transcurre entre comidas, por ello es recomendable que las personas que sufren migrañas hagan comidas pequeñas y frecuentes.

Así mismo hay algunos alimentos más propensos a desencadenar migrañas, estos son: el alcohol (especialmente vino tinto y cerveza), el chocolate, el queso añejo, las carnes curadas, el pescado ahumado, el extracto de levadura, los conservantes de alimentos que contienen nitratos y nitritos, los edulcorantes artificiales y el glutamato monosódico.

Cabe mencionar que no todos estos alimentos desencadenarán un ataque de migrañas en todas las personas que la padecen. Los factores pueden ser múltiples, lo que sí es cierto es que comer estos alimentos aumenta las probabilidades. Normalmente es la combinación de varias cosas diferentes lo que contribuye a la migraña, y no solo un alimento.

3. Estrés

Uno de los desencadenantes más comunes de las migrañas es el estrés. El estrés puede ser la causa principal de la migraña o un factor que la complica.

El estrés emocional no solo desencadena directamente las migrañas, sino que también puede impedirle dormir, lo que puede acabar resultando en ataques de migrañas. Si estás experimentando una migraña, es posible también que te sientas estresado por eso, por lo que el ciclo continúa con pocas esperanzas de mejorar.

Evitar situaciones estresantes puede ayudarte a evitar las migrañas, pero conseguirlo puede ser sin duda un desafío.

4. Sedentarism0

La falta de ejercicio puede provocar diferentes problemas de salud, incluida la activación de dolores de cabeza por migrañas. El ejercicio regular, caminar e ir en bicicleta y participar en  actividades de ocio al aire libre pueden ayudar a prevenir las migrañas.

5. Ambiental

Los factores ambientales que pueden desencadenar un ataque de migrañas son el cambio de clima (como un cambio en la humedad o la temperatura), un cambio en la altitud o la presión barométrica, vientos fuertes, viajes o un cambio en la rutina.

¿Qué síntomas produce la migraña?

Si bien el dolor de cabeza, las náuseas y la sensibilidad a la luz/sonido son los síntomas distintivos asociados con las migrañas, existen muchos otros síntomas posibles que se pueden experimentar:

– Pródromo

El pródromo puede comenzar varias horas o días antes de las fases de aura o dolor de cabeza de un ataque de migraña. Es importante tener en cuenta que a veces las personas atribuyen erróneamente sus síntomas prodrómicos a algo que causó su ataque de migraña. No todos lo experimentan de la misma manera, pero los síntomas comunes pueden ser:

  • Irritabilidad
  • Estado de ánimo depresivo o cambios de humor
  • Bosteceo
  • Fatiga
  • Dificultad para dormir
  • Mayor necesidad de orinar
  • Antojos de alimentos
  • Náuseas
  • Sensibilidad a la luz o al sonido
  • Problemas para concentrarse
  • Dificultad para hablar o leer
  • Dolor de cuello o rigidez muscular
  • Hiperactividad

– Aura

Alrededor del 20 % de las personas con migrañas experimentan un signo de advertencia de migraña más distintivo en una segunda fase, llamada aura de la migraña.

Las auras suelen ser visuales, pero también pueden ser trastornos sensoriales, motores o verbales. Las auras visuales son las más comunes.

Un aura visual es como una onda eléctrica o química que se mueve a través de la corteza visual de tu cerebro. La corteza visual es la parte del cerebro que procesa las señales visuales. A medida que la onda se propaga, podrías tener incluso alucinaciones visuales.

Las auras no son iguales para todas las personas y a veces van acompañadas de una pérdida parcial de la visión denominada escotoma. Las auras comúnmente duran de 10 a 30 minutos.

También es común tener auras sensorial. Puede ocurrir al mismo tiempo que el aura visual, directamente después de esta o por sí sola. Un aura sensorial comienza como un hormigueo en una extremidad o una sensación de entumecimiento que  recorre el brazo durante 10 a 20 minutos. La sensación puede extenderse a un lado del rostro y de la lengua.

Hay otro tipo de aura que causa problemas transitorios del habla o del lenguaje, lo que se conoce como aura disfásica. En las auras más raras, las extremidades y a veces el rostro de un lado del cuerpo pueden debilitarse; esto se conoce como migraña hemipléjica.

– Ataque

El ataque implica dolor de cabeza de moderado a intenso. El dolor de cabeza es típicamente pulsátil y empeora con el movimiento. Por lo general, está en un lado de la cabeza, especialmente al comienzo de un ataque. Sin embargo, se puede sentir dolor en ambos lados o en toda la cabeza.

Las náuseas y los vómitos  pueden ocurrir en esta etapa, y es posible que te sientas sensible a la luz, el sonido, el olor y el movimiento.

– Postdromo

Esta es la etapa final de un ataque. Pueden pasar horas o días hasta que desaparezca esa sensación de agotamiento, fatiga o ‘resaca’. Los síntomas pueden ser similares a los de la primera etapa (premonitorios).

¿Cómo ayuda la fisioterapia en las migrañas?

La fisioterapia debe ser parte del plan de tratamiento de las migrañas. Existen algunos beneficios potenciales de la fisioterapia para aliviar el dolor como por ejemplo:

  • Tratar los problemas musculoesqueléticos relacionados con la migraña
  • Ayudar a aliviar los síntomas vestibulares
  • Mejorar el deterioro del control postural (problemas relacionados con la estabilidad)

Terapia músculo-esquelética

A través de nuestras manos, tratamos las estructuras musculares, fasciales y articulares relacionadas con la sintomatología y el caso de cada paciente. Se realizarán técnicas, tales como:

Osteopatía

La osteopatía puede ayudar a aliviar el dolor por tensión muscular y restricciones de articulaciones, mediante la manipulación suave de los músculos y las articulaciones del cuello y la columna, así como de otras áreas que podrían estar contribuyendo al problema.

Al corregir la alineación y restaurar la movilidad en la columna vertebral y las articulaciones, se puede disminuir la tensión muscular, aumentar el flujo sanguíneo y reducir la irritación de los nervios, eliminando así los dolores de cabeza por migrañas.

Punción seca

La punción seca, también llamada punción seca de puntos gatillo, se enfoca en los puntos gatillo que se forman cuando los músculos se anudan por el uso excesivo, la falta de uso o un trauma. Esta técnica también puede ser efectiva.

En el caso de los dolores de cabeza por migrañas, los puntos desencadenantes en la parte superior de la espalda pueden irradiar un dolor insoportable en la cabeza. Para aliviar ese dolor irradiado, los especialistas insertan suavemente agujas finas como un cabello en los puntos gatillo. Esto estimula el tejido y libera la tensión en el punto gatillo.

Terapia manual

Las terapia manual puede ayudar a controlar los dolores por migrañas de la siguiente forma:

  • Aliviando la rigidez articular y muscular
  • Aumentando la movilidad de la cabeza y el cuello
  • Disminuyendo la tensión muscular y los espasmos
  • Mejorando el rendimiento muscular

Ejercicio terapéutico

El ejercicio ayuda a controlar los síntomas y los desencadenantes de las migrañas. El ejercicio libera endorfinas, que son los analgésicos naturales del cuerpo. Las endorfinas también inducen sentimientos positivos y una sensación de bienestar, indispensable para las personas que viven con migrañas. El ejercicio puede mejorar la calidad y la consistencia del sueño y ayudar a aliviar el estrés, que son desencadenantes comunes de las migrañas. Una rutina regular de ejercicios construida gradualmente puede ayudar a que todos los frentes que afectan directamente a las migrañas, no aparezcan.

Educación terapéutica

Educar a los pacientes es una de las estrategias que empleamos en nuestro centro, para disminuir la gravedad y/o frecuencia de los dolores de cabeza. Los fisioterapeutas de BIO EMS pueden enseñarte a identificar algunos de los desencadenantes específicos que pueden estar influyendo en tu dolor de migrañas. Del mismo modo, te enseñan a aliviar los síntomas por tu cuenta, a través de una amplia variedad de técnicas de relajación.

Acudir al fisio para tratar las migrañas

Nuestro programa de fisioterapia puede ayudar a reducir el dolor de las migrañas, mejorar el deterioro de la función física y la movilidad, y reducir la intensidad y la frecuencia de las migrañas.

Para ayudar a aliviar las migrañas, nuestro fisioterapeutas utilizan una combinación de terapia manual práctica, una rutina de ejercicios y otras modalidades para reducir el dolor, la sensibilidad y la tensión muscular, así como fortalecer los músculos posturales y mejorar el equilibrio.

× ¿Cómo puedo ayudarte?