<--! facebook code -->

Medico Deportivo en Alicante

En Bio Ems Fitness Studio te ofrecemos un médico deportivo para asesoramiento y tratamiento de la salud.

¿Por qué podemos decir que  la electroestimulación muscular  es el “Arma perfecta” para los dolores de espalda donde  por lo general el primer problema a sido la falta de potencia muscular?

Uno de los efectos clave de la Electroestimulación Muscular es que también alcanza y ejercita los músculos más profundos (músculos sostén). Ejercitar los músculos profundos como los de la espalda (a lo largo de la columna vertebral), es por lo general muy difícil. Estos músculos son responsables de mantener la postura corporal. Sin embargo, el estilo sedentario de hoy en día y los efectos dañinos de la civilización, son los que más debilitan estos músculos, causando dolores lumbares y de espalda. La estimulación muscular ayuda a fortalecer estos músculos permitiendo que vuelvan a cumplir su función, que es la de sujetar la columna vertebral sin dolor.

médico deportivo en bioems Alicante

Factores que inciden en el dolor de espalda de causa mecánica:

– La falta de potencia muscular (“atrofia muscular”). El sedentarismo conlleva la pérdida de fuerza muscular, y el tener poca fuerza en la musculatura de la espalda o los abdominales ha demostrado ser uno de los factores que aumenta el riesgo de que el dolor aparezca o persista. La falta de potencia muscular facilita que la musculatura se sobrecargue y contracture ante esfuerzos aparentemente livianos. Además, cuanto menor masa muscular hay, menos protegido está el disco intervertebral y las demás estructuras de la columna vertebral y menos resistente es ésta a la carga, incrementando el riesgo de que aparezcan algunas de sus alteraciones.

Si recordamos aspectos básicos de la anatomía de la columna veriamos que las vertebras se disponen una sobre otras como en pila de monedas y estas unidas por ligamentos y musculos por lo que si alguno de ellos falla se sobre carga el otro y se lesiona.

Un ejemplo seria si comparamos como se sostiene una torre de comunicación y nuestra columna vertebral.

Y podemos observar que de la misma forma que sostienen los tensores a una torre, los músculos sostienen la columna vertebral y de la misma forma que caería la torre si se soltaran los tensores , se lesiona  la columna si los músculos se atrofiaran.

– La falta de actividad física. En condiciones normales, los distintos grupos musculares que participan en el funcionamiento de la espalda, como los abdominales y la musculatura paravertebral, se coordinan entre sí para mantener una postura o conservar el equilibrio en movimiento. Esta coordinación depende de reflejos nerviosos que, para funcionar correctamente, necesitan repetirse. La inactividad física disminuye ese entrenamiento y empeora esos reflejos, haciendo que la musculatura se contraiga inadecuadamente o a destiempo, lo que facilita su contractura.

– La postura. Al estar sentado, el sufre más carga en su posición anterior. Como el disco es flexible, eso tiende a aumentar la presión sobre su pared posterior, por lo que el mantenimiento constante de esa postura puede aumentar el riesgo de que ésta se rompa o deforme y aparezca una fisura, protusión o hernia discal. En condiciones normales, la musculatura de la espalda protege el disco, por lo que el riesgo es mayor si la musculatura es poco potente.

– La mala higiene postural. Al estar sentado, es muy frecuente adoptar posturas incorrectas, que aumentan innecesariamente la presión sobre el disco intervertebral, lo que a la larga puede facilitar que aparezca una fisura, protusión o hernia discal, e incrementan la fuerza que debe hacer la musculatura, lo que puede provocar su contractura. Esto es todavía más fácil si son incorrectas las posturas que se adoptan al trabajar sentado, por ejemplo con el ordenador. Sin embargo, la lesión del disco o la contractura de la musculatura son mucho menos probables si la musculatura es potente y está entrenada.

– El sobrepeso. El sobrepeso se asocia frecuentemente al sedentarismo  y  por tanto estamos asociando una mayor carga de la columna con músculos atrofiados por el sedentarismo.

De forma general como vemos los mas importante es tener músculos fuertes que sostengan nuestra columna vertebral pero eso no siempre es fácil de conseguir ya sea por alguna patología que nos limita de hacer ejercicios o por el mismo dolor de espalda que  va limitando para la realizar estas actividades deportivas  y es cuando entonces tenemos que buscar métodos para fortalecer los músculos paravertebrales y abdominales con poco esfuerzo y evitando la carga de trabajo para otras articulaciones del cuerpo que puedan estar lesionadas o degeneradas en el caso de las artrosis severas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. Para más información pincha aquí. ACEPTAR

Aviso de cookies