fbpx
consejos, fitness, nutrición, salud

Entrenar con el estómago vacío

12/08/2019, Author: Bio Ems Fitness Studio

Uno de los temas más controvertidos de la  industria de la salud y la forma física es la de si entrenar con el estómago vacío o no

Existen muchas opiniones sobre este tema, que incluyen la idea de que es posible quemar más grasa con el estómago vacío. La mayoría de la gente quiere saber si deben hacer una cosa o la otra, con la esperanza de que pueda mejorar sus resultados. Hay, como de costumbre, pros y  contras de ambos enfoques, y en última instancia, hay que hacer lo que es correcto para tu cuerpo. Algunos de nosotros podemos comer bien antes de un entrenamiento y sentirnos increíbles, mientras que otros no pueden soportarlo. Pero, ¿existe necesariamente una cierta manera que te hará perder grasa más rápido?

Las investigaciones muestran que hay beneficios para ambos:

Entrenar con el estómago vacío

El ejercicio con el estómago vacío ganó la atención cuando la investigación mostró que un estado de ayuno estimula al cuerpo a depender de las reservas de grasa para obtener energía. Un estudio pequeño de hombres activos mostró que los que hacían ejercicio por la mañana con el estómago vacío quemaron un 20 por ciento más grasa que los que comieron el desayuno. Es importante señalar que estos resultados no siempre son consistentes. Otros estudios han demostrado que la misma cantidad de grasa se quema durante un entrenamiento sin importar si estas o no en ayunas.

Un beneficio potencial de ejercicio con el estómago vacío es su influencia en la insulina. La insulina es una hormona liberada después de una comida que ayuda a conseguir la glucosa en sangre a las células, que la utilizan para la energía. La investigación ha demostrado que el ejercicio en el estado de ayuno mejora la sensibilidad a la insulina, lo que significa que la glucosa puede entrar en las células más fácilmente en lugar de almacenarse en forma de grasa y el aumento de riesgo de enfermedades crónicas.

Entrenar con estómago lleno

El consumo de una comida rica en proteínas 30 minutos antes de un entrenamiento de intensidad moderada puede conducir a una mayor quema de calorías en algunas mujeres jóvenes saludables, especialmente en comparación con el ejercicio en  un estado de ayuno.

Los investigadores descubrieron que las mujeres sedentarias quemaron más grasa durante el ejercicio cuando consumieron una comida de bajo índice glucémico antes de la actividad en comparación con una comida de alto índice glucémico. El grupo de bajo índice glucémico de la comida también informó que se sentía más completa a lo largo del día.

Otro de los beneficios de comer un buen bocadillo antes del entrenamiento, es que tendremos más energía y podemos ejercer una mayor intensidad y durante más tiempo.

 

Decidir lo que es correcto para ti

No hay ninguna razón de peso para empujarte a hacer algo que no es natural o que convierte el ejercicio en una experiencia desagradable. Si no puedes digerir la comida antes del ejercicio, y te sientes bien durante la sesión, es probable que no estés haciéndote ningún daño. Incluso puede haber algún beneficio añadido a tu ejercicio en ayunas.

Si, por el contrario, un aperitivo te da la energía para realizar una dura sesión de ejercicios y te sientes mareado sin ingerir nada antes de entrenar, no se saltes la comida con el fin de obtener algún beneficio mágico.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.