consejos, deporte, fitness, running

Correr por la playa: 5 beneficios

26/06/2018, Author: Bio Ems

Suena bastante idílico. Sol, una agradable brisa del océano y el sonido melódico de las olas: el telón de fondo perfecto para una carrera, ¿verdad? A simple vista parece una maravilla eso de correr por la playa. Pero tan pronto como te quitas los zapatos y comienzas a caminar sobre la arena, te das cuenta de una cosa: correr sobre la suave arena no es tan fácil como lo hacen los vigilantes de la playa.

Sin embargo, no dejes que eso te impida llevar tu entrenamiento a la playa. Correr sobre arena ofrece muchos beneficios que pueden ayudarte a convertirte en un corredor más fuerte y rápido.

5 beneficios de correr por la playa

Menos impacto
Cuando corres en la playa, tu pie aterriza en una superficie que se desplaza debajo de ti. Como resultado, esto crea una superficie “más suave” para tu pie en comparación con el pavimento. Eso significa que la parte inferior del cuerpo (como los tobillos, las rodillas y las caderas) está sujeta a menos golpes y menos estrés cuando corres.

Fortalece tus músculos más débiles
La arena crea una superficie inestable para tu pie. Para estabilizarte durante tu recorrido por la playa, tu cuerpo se ve obligado a utilizar los músculos más pequeños en la parte inferior del cuerpo, especialmente en el pie y el tobillo. Para la mayoría de los corredores, estos músculos pueden ser débiles porque no tienen que usarlos tanto cuando corren en carreteras pavimentadas. Al fortalecer estos músculos estabilizadores en la playa, te proteges contra posibles desequilibrios y lesiones musculares.

Entrenamiento de resistencia
Si alguna vez has caminado o corrido por la arena, sabrás que requiere mucho más esfuerzo plantar firmemente el pie y luego impulsar las piernas hacia adelante. Eso es porque tu pie trabaja contra una superficie blanda con más “elasticidad” que una superficie más dura. Esto te obliga a involucrar más a los músculos de la parte inferior del cuerpo. La próxima vez que quieras realizar una sesión de entrenamiento de fuerza para la parte inferior del cuerpo, ¡ve a la playa y aborda las dunas de arena!

Quema más calorías
Por si no lo has adivinado hasta ahora, el esfuerzo extra y el compromiso muscular necesarios para correr en la playa significa que quema más calorías en comparación con correr sobre el pavimento. De hecho, los estudios han demostrado que correr sobre arena requiere aproximadamente una vez y media más de energía en comparación con correr sobre una superficie dura.

Hermosas vistas y un cambio de ritmo
El cambio es algo bueno. Cambiar superficies de entrenamiento, rutas y rutinas no solo es bueno para ti físicamente, sino que también es bueno mentalmente.

Si bien correr en la playa puede ayudarte a ser un corredor más fuerte, no lo hagas demasiado rápido. Al igual que con cualquier cosa nueva, lo mejor es hacerlo poco a poco si no estás acostumbrado. Existe el riesgo de lesiones, especialmente esguinces de tobillo, lesiones de aquiles y agravamiento de la fascia plantar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.